Páginas vistas en total

Indice de rutas

sábado, 24 de septiembre de 2016

De Irun a Hondarribia por Santa Barbara, Labetxu y la senda del litoral

sábado, 24 de septiembre de 2016


Descripción del recorrido:
Comenzamos nuestra ruta desde la estación de tren de Irún dirigiéndonos hacia el barrio de Anaka. Cruzamos la Avda. Letxunborro y buscamos la calle que pasa junto al Hospital Comarcal del Bidasoa. Pasado el hospital llegamos a la carretera GI-636 donde hay una gran rotonda y una pasarela moderna para cruzarla. Cruzamos por la pasaralela y nos adentramos en Jaitzubia encarándonos al monte Jaizkibel. Cruzamos la regata Jaitzubia y dejamos a nuestra derecha el carrizal de Telleriaurrea, zona intermareal de las marismas de Jaitzubia. Llegamos a una bifurcación y descartamos el camino de la derecha que va hacia el vivero Endanea Garden Center cogiendo el camino de la izquierda, hacia Kamio y Kaikuegi. En un suave ascenso seguiremos por esta calle entre villas hasta llegar a la altura de la casa Ilargi (60 m) donde el camino se vuelve a bifurcar. Seguimos por el camino de la derecha que asciende y pasa junto a la casa Borda Alai. Un poco más arriba el camino se vuelve a bifurcar, aunque más bien se podría decir que se trifurca, ya que el sendero por el que tenemos que ir queda un tanto escondido en el sentido contrario a nuestra marcha. Una vez cogemos este sendero ascendemos por pendiente fuerte, directos hacia la cresta del monte por el paraje de Gaztaintxabaleta. En la subida cruzaremos pistas que recorren de oeste a este la ladera sur de Jaizkibel entre ellas la del Camino de Santiago (260 m). Tras una dura subida salimos a la cresta, al llano de Santa Bárbara (400m), donde se encuentran los restos del antiguo parador, un excelente mirador con mesa de orientación y el torreón de Santa Bárbara. Vistas majestuosas de la bahía de Txingudi; los pueblos Hendaia, Hondarribia, Irun; el monte Larrun, Aiako Harria y muchos más que me eternizaría poniendo nombres; el corredor Irun-Donostia. Comenzamos nuestro descenso hacia Labetxu. Cruzamos la carretera que une Hondarribia con Lezo y buscamos la pista que surge junto a una pequeña borda. Esta pista descendente nos llevará a Labetxu atravesando los parajes de Ametzbakar, Ameztimotz, Lerueta (donde hay una bonita borda casi colgada en el barranco) y Leizanabar (160m). En este último tomamos el desvío que surge por nuestra izquierda (Oeste) y descendemos siguiendo la línea de cresta que forman las rocas hasta llegar al valle. Comienza el espectáculo. Las rocas, con sus características geoformas: alveólos, panales de abeja, microcavernas, laminaciones de diferentes tipos y colores surgen por doquier y representan los mejores ejemplos conocidos a nivel mundial de lo que se conoce en algunos ámbitos como pseudokarst. Todas estas rocas se encuentran en la formación Ulia-Jaizkibel pero es aquí, en Labetxu, donde hay una mayor concentración de geoformas particulares. Merece la pena entretenerse en este especial lugar antes de continuar con nuestro recorrido. Desde Labetxu continuamos siguiendo el balizado de las dos rayas blancas que marca la senda del litoral de Jaizkibel. Nos adentramos en lo que popularmente se conoce como ‘el Laberinto Blanco’ siguiendo la línea sobre los acantilados de Morkotx. A nuestro paso encontramos algunas rocas particulares y llegamos a la punta Turroia donde se encuentran las formaciones ‘el sarcófago’, ‘Las Habitaciones’ y la famosa ‘Concha’, esta última excelente ejemplo de erosión en abrigo. Cuesta dejar atrás estas maravillas naturales, pero tenemos que continuar. Tras atravesar el paraje de Motelu nos presentamos en el impresionante cortado a 100 metros de altura sobre la cala de Erentzingo Portua. Un precioso sendero colgado, bajo una cornisa repleta de rocas con geoformas, y con un trazado, que visto desde abajo parece misión imposible, salva de forma sencilla y relativamente cómoda este impresionante farallón dejándonos en su base, en el paraje de Zezentokita, muy cerca de la cala de Erentzin. Tras una breve subida entre pinos llegamos a otro lugar espectacular y único en el mundo: Erentzin Zabala, popularmente conocido como’ la Playa de los Fósiles’. En este lugar las formaciones rocosas tienen forma esférica o semiesférica. Muchas de estas rocas se han fusionado con otras creando formas que se asemejan a tortugas o focas por poner un ejemplo. Técnicamente se denominan paramoudras y curiosamente aparecen atravesadas por un canalículo de unos 5mm de diámetro. La hipótesis es que durante la sedimentación, un grupo de invertebrados excavaron galerías en el fondo marino. Estas perforaciones funcionarían como canales durante la transformación del sedimento en roca (diagénesis) permitiendo la circulación de flujos acuosos ricos en sílice procedente de la disolución de los granos de cuarzo. Esta sílice iría precipitando en la periferia de los canales, de forma progresiva, formando unas concreciones o nódulos silíceosmasivos que envolverían el canalículo central. Tras deleitarnos con estas curiosas formaciones rocosas continuamos por el sendero del litoral. Salimos a las campas verdes y llegamos a la Punta Bioznar, el cabo rocoso más pronunciado del litoral y antigua atalaya de balleneros donde hay una cruz que nos recuerda el peligro de alcanzar su punta en un día de mar bravo. Después de Bioznar atravesamos las campas de Txurtxipi y Marla donde multitud de caballos pastan y nos ofrecen bonitas estampas. A estos parajes les llaman ‘la Irlanda vasca’. Llegamos a la cala de Artzu Portua, popularmente conocida como ‘El Molino’; preciosa cala y un excelente lugar para bañistas. A partir de aquí el recorrido es un sube-baja. A lo lejos ya vemos el edificio del Camping de Higer pero parece que nunca llegamos ya que el sendero contornea por todos los entrantes y salientes de la costa. Llegamos a Errotasein, lugar donde parece ser que antaño hubo un molino. Ahora hay una caseta, junto a la regata Sorginerreka que desemboca en el mar en un rincón muy bonito. Poco después llegamos a Kapelu o Kapeluaundi, también conocida la zona como Maldarranas, donde hay un par de calas de piedras: Basuko y Esteko. Entramos poco después en el paraje de Aizporandi, donde el hedor de la depuradora Txingudi parece anunciarnos la llegada al Faro de Higer. La última parte del litoral transcurre por la parte trasera del Faro de Higer pasando por la parte alta de la conocida Playa de los Frailes. Salimos junto al Castillo de San Telmo, y ya por carretera, bajamos al puerto de Hondarribia. Solo nos queda recorrer el largo paseo que une la zona portuaria con el núcleo urbano de Hondarribia cotemplando la bonita playa de Hondarribia, el monte Larrun y Aiako Harria.


Mapa del recorrido:
 photo MapaLabetxu.jpg

Perfil de altura:
 photo perfil de altura.jpg

Track para GPS:



Desde Donostia nos trasladamos a Irun en tren.
 photo LABETXU003.jpg

Atravesamos el barrio de Anaka y nos dirigimos a Jaitzubia. Subiremos a la cresta del monte Jaizkibel por la zona de los puntos rojos para salir después al llano de Santa Bárbara, donde están las ruinas del parador de Jaizkibel.
 photo LABETXU004.jpg

Regata de Jaitzubia.
 photo LABETXU005.jpg

Seguimos por la calle en dirección KAMIO y KAIKUEGI
 photo LABETXU007.jpg

Comenzamos la subida y lo que dejamos atrás.
 photo LABETXU009.jpg photo LABETXU011.jpg

Al fondo Hendaia y su playa donde se aprecian 'Las Gemelas'.
 photo LABETXU014.jpg

Atravesamos un helechal.
 photo LABETXU015.jpg

Subimos por una especie de cortafuegos, es posible que lo sea. Terreno empinado que hay que tomárselo con calma.
 photo LABETXU017.jpg


Cuesta subir pero las vistas cuando uno se para para tomar aire son muy agradecidas.
 photo LABETXU020.jpg


Irún y al fondo el monte Larrún sobresale por encima del redondeado monte Xoldokogaña.
 photo LABETXU021.jpg

LLegamos a la cresta y nos acercamos hasta las ruinas de lo que fue el Parador de Jaizkibel.
 photo LABETXU022.jpg

Muy cerca se encuentra el torreón de Santa Bárbara al que subiremos.
 photo LABETXU024.jpg

Vistas de Hondarribia, la bahía de Txingudi y la costa de Iparralde desde el torreón.
 photo LABETXU025.jpg

Lo que queda del antiguo parador visto desde el torreón. Al fondo el Alto de Abarolekua, antecima del monte Jaizkibel.
 photo LABETXU027.jpg


Mesa de orientación en el mirador del parador.
 photo LABETXU028.jpg

Muy cerca del parador, junto a la carretera se encuentra esta pequeña borda, Junto a ella comienza el camino que baja a Labetxu.
 photo LABETXU030.jpg

Bajando a Labetxu. Al fondo podemos ver parte de la costa de Ulía.
 photo LABETXU031.jpg

La borda colgada de Lekueta/Lerueta sobre el corte de Lezonabar. Menudo lugar para pasar un finde.
 photo LABETXU032.jpg

Entramos en el paraje de Leizanabar. Aquí tenemos una pequeña cresta de rocas. Hay un sendero que va por la parte baja y otro sobre las rocas, sin peligro. Decidimos ir por arriba.
 photo LABETXU035.jpg

El vallecito de Gaztarrotz. Arriba, si os fijais, se ve el repetidor situado muy cerca de la cima de Jaizkibel.
 photo LABETXU037.jpg photo LABETXU038.jpg

El lugar está plagado de rocas con geoformas. Algunas más accesibles que otras pero todas con detalles bonitos.
 photo LABETXU039.jpg photo LABETXU040.jpg photo LABETXU041.jpg

La amiga Caro se queda maravillada. Estamos en un lugar único y lo que vemos es obra de la naturaleza. La erosión durante miles de años han creado formas caprichosas.
 photo LABETXU042.jpg photo LABETXU043.jpg photo LABETXU044.jpg

Muy cerca tenemos una pequeña bóveda de colores.
 photo LABETXU046.jpg

Los colores rojizos y amarillos se entremezclan formando dibujos cual cuadros pintados.
 photo LABETXU047.jpg photo LABETXU048.jpg

Decidimos cruzar la erreka Gaztarrotz e ir a la otra orilla para ver otras rocas conocidas de este lugar.
 photo LABETXU050.jpg

Junto al camino hay una pequeña bóveda con muchos detalles diferentes. Esto que parece un panal de abejas yo lo suelo llamar 'callos a la madrileña'. El porqué está claro siempre y cuando hayas comido callos, claro!.
 photo LABETXU051.jpg

El astronauta o la cápsula espacial.
 photo LABETXU052.jpg

La galleta.
 photo LABETXU053.jpg photo LABETXU054.jpg

Todo esto está en esta roquita. Una maravilla. Labetxu es un rincón donde puedes sacarle chispas a la cámara. Podrías pasar todo un día sacando fotos en cuatro rocas.
 photo LABETXU055.jpg

Bajando a la erreka Gaztarrotz.
 photo LABETXU059.jpg

Erreka Gaztarrotz. Tiene algunas pocitas que en verano, los días de calor, vienen muy bien para refrescarse.
 photo LABETXU060.jpg


 photo LABETXU061.jpg

 photo LABETXU063.jpg

'La pulga' roca que se encuentra en la parte alta de la margen izquierda de la erreka Gaztarrotz.
 photo LABETXU065.jpg

Desde esta parte podemos apreciar una de las rocas más fotografiadas de la zona a la que nosotros cariñosamente le llamamos 'el chuletón' (la parte de arriba sería la grasa de la chuleta y lo rojo sería la carne hecha en su punto)
 photo LABETXU067.jpg

'El chuletón'
 photo LABETXU068.jpg

Punta Gaztarrotz.
 photo LABETXU070.jpg

Detalles en la roca que llamamos 'la pulga'.
 photo LABETXU071.jpg

Todos nos quedamos maravillados en este lugar.
 photo LABETXU072.jpg

Toca ir volviendo así que volvemos sobre nuestros pasos y volvemos a cruzar la erreka Gaztarrotz para situarnos en la otra orilla sobre la roca a la que llamamos 'el chuletón'
 photo LABETXU073.jpg

Los acantilados de Morkotx donde habita una importante colonia de gaviotas. A la derecha de este pequeño acantilado se encuentra el 'laberinto blanco'.
 photo LABETXU074.jpg

Nos adentramos en el 'laberinto blanco' donde veremos algunas rocas ya conocidas. Personalmente a estas yo las llamo 'el diente' y 'la muela' y las dos 'necesitan' un dentista.
 photo LABETXU075.jpg

El interior de estas rocas, como las demás, repletas de geoformas.
 photo LABETXU076.jpg

'La muela' tiene entrada y salida y por dentro tiene unos bonitos alveólos.
 photo LABETXU077.jpg

Interior de la roca.
 photo LABETXU079.jpg

Detalle de los alveólos.
 photo LABETXU081.jpg

Todas estas se encuentran junto al sendero, el del litoral. El laberinto blanco es un lugar que invita a ser explorado pero con cuidado. Todo un mundo de formas y caprichos de la naturaleza tiene que haber en este pequeño lugar.
 photo LABETXU082.jpg

Cuevas, bóvedas, altares como el de esta foto podemos ver por doquier.
 photo LABETXU084.jpg

Salimos del laberinto blanco y nos dirigimos a otro punto importante: 'La concha'. En el camino pasamos junto a pequeñas rocas erosionadas, como la de la foto, a la que llamamos 'el sarcófago'.
 photo LABETXU086.jpg

Al lado del 'sarcófago' se encuentran 'Las habitaciones' que son un par de pequeñas bóvedas.
 photo LABETXU087.jpg

y llegamos a 'La Concha'. Una formación preciosa y enorme que llama la atención la primera vez que se ve.
 photo LABETXU088.jpg

La amiga Caro en el interior de 'La Concha'
 photo LABETXU089.jpg

Agujeros en La Concha.
 photo LABETXU091.jpg

Texturas en el interior de La Concha
 photo LABETXU092.jpg

Texturas.
 photo LABETXU093.jpg

 photo LABETXU095.jpg

Dejamos atrás el Laberinto Blanco para continuar por el camino del litoral, el de las dos rayas blancas. Llegamos ahora al Balcón de Erentzin, otro impresionante lugar de este precioso recorrido.
 photo LABETXU096.jpg

El sendero colgado de Erentzin es un precioso sendero situado a 90 metros por encima del mar y que desciende al valle por un pequeño sendero que tiene un trazado maravilloso por el que bajar resulta verdaderamente sencillo, aunque también hay que decir que en algunos puntos (al principio del mismo) puede dar algo de vértigo.
 photo LABETXU098.jpg

La amiga Caro en el comienzo del sendero colgado.
 photo LABETXU099.jpg

Sendero colgado de Erentzin.
 photo LABETXU102.jpg

Cala de Erentzin o Puerto de Erentzin. Se comenta que este fue un antiguo puerto romano.
 photo LABETXU103.jpg

El sendero nos deja en el valle, en un bonito rincón que invita a la acampada.
 photo LABETXU104.jpg

Desde este pequeño valle nos dirigimos a Erentzin Zabala popularmente conocida como La Playa de los Fósiles. Antes atravesamos un pinar.
 photo LABETXU106.jpg

En el camino vemos una mantis religiosa.
 photo LABETXU108.jpg

Rezando el padre nuestro.
 photo LABETXU110.jpg

Atrás queda la cala de Erentzin.
 photo LABETXU111.jpg

Descendemos a la Playa de los Fósiles.
 photo LABETXU115.jpg

Se le llama Playa de los Fósiles porque aquí abundan las paramoudras que son unas rocas con forma esférica que tienen en su interior un agujero, como si fuera un macarrón que recorre el interior de la roca.
 photo LABETXU116.jpg

Estas paramoudras todavía no se han desprendido. Ya caerán dentro de unos miles de años o antes.
 photo LABETXU117.jpg

Atravesando la Playa de los Fósiles.
 photo LABETXU120.jpg

Un lugar bonito pero que hay que evitar cuando hay mala mar.
 photo LABETXU122.jpg

Las formas esfericas de las paramoudras a menudo se asemejan a focas, tortugas... En la foto vemos una con un parecido asombroso a una tortuga.
 photo LABETXU123.jpg photo LABETXU126.jpg

En la Playa de los Fósiles se encuentra lo que llamamos la 'Cueva de Mari', una gran bóveda donde una pequeña lengua de mar se interna dentro.
 photo LABETXU131.jpg

Continuamos hacia la Punta Biosnar que vemos a lo lejos entre verdes campas de hierba.
 photo LABETXU132.jpg

Restos de la maquinaria que soportaba el cableado para subir algas desde las calas a la parte superior.
 photo LABETXU133.jpg

Águila con cabeza de perro petrificada.

 photo LABETXU134.jpg

Llegamos a la Punta Biosnar donde realizaremos un descanso.
 photo LABETXU138.jpg photo LABETXU142.jpg

Terapia de mar.
 photo LABETXU143.jpg

Después de un buen descanso continuamos nuestro camino por nuestra ruta del litoral. Dejamos atrás la Punta Biosnar.
 photo LABETXU144.jpg

Cala de Xixurko.
 photo LABETXU145.jpg

Parece que el final está cerca pero esto engaña, todavía tenemos un par de horas para llegar al faro. El sendero va contorneando la costa, sube y baja. Un tramo rompe piernas lleno de belleza.
 photo LABETXU146.jpg photo LABETXU147.jpg

Pasada la cala de Xixurko nos desviamos un poco del camino para ver una pequeña cascada en la erreka Martitxerreka.
 photo LABETXU150.jpg

Cala de Limaputzu con la Punta Biosnar al fondo.
 photo LABETXU157.jpg

Entramos en el paraje de Txortxipi y luego en el de Marla, zonas de verdes campas.
 photo LABETXU161.jpg

Los pastos llegan hasta el acantilado y podemos ver multitud de caballos. Es un paisaje magnífico. En algún sitio leí que a esta zona le llaman 'la Irlanda vasca'.
 photo LABETXU163.jpg photo LABETXU164.jpg


Las campas llegan hasta el paraje de Argorri desde donde bajamos a otro punto muy conocido en esta parte del litoral de Jaizkibel: la cala de Artzu, popularmente conocido como 'El Molino'.
 photo LABETXU165.jpg

Pasado 'El Molino' pasamos por otro rincón bonito: Errotasein, donde antaño hubo un molino. Una caseta junto a la erreka Martierreka afea un poco este rincón.
 photo LABETXU166.jpg

Más adelante otro lugar muy conocido: Maldarranas. Aquí están dos calas muy frecuentadas en verano: Basuko y Esteko
 photo LABETXU169.jpg

Pasamos juntoa a la zona de escalada de Txakur Txiki, ya muy cerca del Faro de Higer.
 photo LABETXU170.jpg

Llegamos al Camping de Higer donde haremos otra 'pequeña' parada para hidratarnos en condiciones.
 photo LABETXU171.jpg

Caro en pleno proceso de hidratación.

 photo LABETXU172.jpg

El Faro de Higer. Bonito edificio.

 photo LABETXU173.jpg photo LABETXU174.jpg


Por la parte trasera del faro continuamos por un sendero que pasa sobre la Cala de los Frailes y salimos al Castillo de San Telmo sobre la parte alta del puerto de Hondarribia.

 photo LABETXU176.jpg


Monte Larrun y la playa de Hendaia.
 photo LABETXU177.jpg

El espigón del puerto.
 photo LABETXU178.jpg photo LABETXU179.jpg

y un cómodo paseo por esta parte de Hondarribia.
 photo LABETXU180.jpg photo LABETXU182.jpg

La desembocadura del Bidasoa en Hondarribia. Las Peñas de Aia se alzan sobre Hondarribia.
 photo LABETXU186.jpg