Páginas vistas en total

Indice de rutas

miércoles, 18 de julio de 2012

Ametzagaina - Ulia - Lau Haizeta


Miercoles 18 de julio de 2012 Hoy a la tarde aprovecho para darme una vuelta semiurbana por Donostia. Salgo de casa a eso de las 16h30 con nubes y claros y una temperatura muy buena para caminar.

Primer objetivo: Monte Ametzagaina
Parto del barrio donostiarra de Amara Nuevo, junto a la plaza Aitá Donosti (donde está el monumento de la paloma de la paz), cerca del estadio de Anoeta. Subo por Zorroaga, por un pequeño sendero bajo el cual transcurre una conducción de aguas. Bajo al barrio de Loiola pasando por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, el tanatorio Polloe y la hípica de Loiola. Cruzo bajo la variante y las vias del apeadero del tren y me adentro por Txomin-Enea. Cruzo el puente sobre el río Urumea, camino de Uba, cerca de las instalaciones militares de Loiola. Comienzo a subir suavemente por la carretera, y en la primera curva, a mano izquierda, tomo un sendero ya en dirección hacia el monte Ametzagaina. A mi paso encuentro una cruz que cita a un centinela; la he llamado cruz del centinela. Pocos metros más arriba salgo de nuevo a la carretera. La cruzo y, justo en frente, un poco hacia la derecha, tomo otro sendero que metros más arriba me deja bajo el nuevo mirador. El mirador de Ametzagaina es amplio y cuenta con unos cuantos bancos para relajo del personal. Se han habilitado varias pistas que recorren la totalidad del monte. Las vistas hacia Loiola, Amara, Riberas y centro de Donostia son ideales. Me dirijo ahora hacia el Fuerte de Ametzagaina, situado en la parte más alta del monte por un pequeño sendero. LLego a una de sus entradas pero está cerrada. Un chabal me comenta que la otra entrada está abierta, así que me dirijo a la segunda entrada por el foso que rodea el fuerte. Al parecer esta es la entrada principal. Entro en el fuerte y recorro el interior. Accedo al vértice geodésico donde me hacen una foto. Termino la visita y ahora me voy hacia Ulía.

Cruzando Intxaurrondo, hacia Ategorrieta
Bajo de Ametzagaina, en dirección al barrio de Intxaurrondo, por uno de los caminillos habilitados. Enseguida llego al paseo de Otxoki; carretera que une la glorieta de Garbera con Intxaurrondo. Una vieja máquina apisonadora en el Parque de Otxoki llama la atención. Cruzo la carretera y atravieso el barrio siguiendo el carril bici. Llego al paseo de Zarategi y cruzo 'al otro lado'; La variante, la ahora llamada GI-20, divide en dos el barrio de Intxaurrondo. Pasada la variante (ya en el otro lado) me dirijo hacia la izquierda, bajando por el Parque de Etzieta, en dirección al Paseo de Mons. Desde el Paseo de Mons a la Avda. Ategorrieta donde está el llamado 'Reloj de Ategorrieta', punto de partida para la subida a Ulía.

Segundo objetivo: Subida a Ulía por el antiguo trazado del tranvía
Hace más de cien años alguien tuvo la idea de hacer un parque de recreo en la cima del monte Ulía. Por entonces la idea del ocio era muy distinta a la que actualmente tenemos. Bastaron unas pistas de tenis, tiro al pichón, un merendero con unas terrazas con vistas (menudas vistas), un lujoso restaurante y un transbordador aéreo (construido posteriormente en 1907), el primero del mundo para transporte público de personas, para que todo aquello resultara lo suficientemente atractivo.

Por entonces, el que quería subir al monte Ulía tenía que hacerlo por caminos polvorientos y no en muy buen estado y, ¡como no!, había que sudar la camiseta. Hay que tener en cuenta que la actual carretera no se abrió hasta 1912. Donostia vivía su Belle Epoque, y para que todos aquellos señoritos pudieran subir como marajás, se contruyó el primer tranvía eléctrico del estado. No tenían que soportar olores de animales (motor de sangre), ni ensuciarse con el humo de la chimenea de una maquinilla. Aquel primer tranvía era ideal, rápido y limpio. Supuso todo un hito.

La última parada del tranvía dejaba al pasajero muy cerca del restaurante al que se accedía trás subir unas escaleras. Para llegar a la zona del tiro al pichón, el merendero llamado 'la casa rústica', pero que comunmente se le conocía como el molino, la Peña del Rey, Peña del Ballenero y Peña del Aguila, había que salvar una distancia de 282 metros y un desnivel de 28 metros y para ello se ideó una nueva atracción: el transbordador aéreo. El primero del mundo construido por el ingeniero Leonardo Torres Quevedo y con un precio inicial de una peseta el viaje de ida y vuelta, el transbordador supuso otro gran hito para la ciudad. Torres Quevedo construyo otro en Rio de Janeiro y las cataratas de Niagara donde actualmente se sigue usando en la parte canadiense.

Diseñado por el ingeniero D. Ramón Elósegui e inaugurado en 1902, el tranvía que unía Ategorrieta con el Parque de Recreo de Ulía, partía como línea independiente de Ategorrieta en la zona del Reloj, donde se construyeron las cocheras, el generador de energia eléctrica y la estación, consiguiendo recorrer los 3 kilómetros de vía de 1 m de ancho tendida hasta la mencionada terminal superior en veinte minutos. Un año después el tranvía ya salía del boulevard por lo que la gente ya no se tenía que desplazar hasta Ategorrieta.Desde el boulevard la duración del viaje era de treinta minutos. Hacia 1920 dejó de prestar el servicio de forma regular y poco despúes fue desmantelado, utilizánose actualmente como camino peatonal de acceso al monte, siendo practicable para bicicletas de montaña. Gran culpa de esto, o toda, la tuvo la construcción del Parque de Atracciones de Igueldo en 1912 que mermó considerablemente el número de viajeros en el servicio de este tranvía.

Este es el recorrido que voy a realizar. Como veis cargado de historia.

Desde El Reloj cruzo la carretera y me dirijo por el Paseo Mikel Gardoki. Tras una curva cerrada a la izquierda el camino continua por la calle de Rodil y después por el Paseo Arbola. La subida es suave y poco a poco gano altura. La panorámica de Donostia es espectacular. Me siento afortunado por semejantes vistas. Llego al conocido mirador de Ulía situado sobre el barrio de Sagües y no puedo irme del lugar sin hacer una foto y disfrutar unos minutos de las vistas. Muy cerca del mirador empiezo a ver restos de las bases de hormigon donde se ensartaban los postes usados para el tendido eléctrico. El tranvía de Ulía fue el primer tranvía eléctrico del estado. Continuo por el camino y, tras una curva cerrada de casi ciento ochenta grados, llego a un desvío señalizado, junto a un pequeño muro de piedra y continuo de frente; el desvío a la izquierda recorre los acantilados y es parte del GR-121 (Vuelta a Gipuzcoa) que va hasta Pasajes de San Pedro. Por el camino, ahora prácticamente una recta, veo más vestigios de bases de hormigón donde se ensartaban los postes. LLego a un cruce en medio de otra curva cerrada a la derecha. Subo por este sendero y paso por una fuente que en su base tienen un pequeño murete circular. Enseguida se supera este pequeño tramo empinado y llego a parking; una explanada donde termina la carretera de subida a Ulía.

Tengo que comentar que después de realizar este recorrido, y tras documentarme para la realización de este reportaje, me he percatado de que el tranvía no paraba en la explanada del parking, como en un principio creía, sino que lo hacia un poco más adelante de donde actualmente se encuentra el nuevo albergue de Ulía. Tres días después subo de nuevo a Ulía con mi hijo para recorrer ese último trazado del tranvía, ubicar la antigua estación, las escaleras de acceso al restaurante, las ruinas del mismo y las plataformas inferior y superior del primer transbordador aéreo. El track original lo he editado y he añadido este pequeño tramo para así tener completo el trazado del tranvía.

Dicho esto, me vuelvo a encontrar de nuevo en el cruce, antes de subir por la fuente del murete circular. El trazado vuelve a girar hacia la derecha en una curva cerrada. Tras unos cuantos metros llego a una zona donde hay unos cuantos muros, restos de los alrededores del antiguo restaurante que se levanto hace más de 100 años. Otra curva cerrada de 180 grados a la izquierda y me adentro en lo que es el actual albergüe de Ulía. Desde el Albergue se tienen también bonitas vistas pero las copas de los árboles impiden que la panorámica sea total. Antaño las vistas serían espectaculares. Sigo hacia adelante y al fin vislumbro al fondo las anchas escaleras. Llego a lo que fue la estación del tranvía; no hay restos de la estación pero por las fotos antiguas y por lo que he leido, se que se encontraba junto a las escaleras. Las escaleras suben hasta la zona donde se ubicaba el antiguo restaurante. Actualmente solo quedan visibles las ruinas. A la izquierda del restaurante se encuentra la plataforma de hormigón desde donde partía aquel primer transbordador aéreo o funicular aéreo que salvaba los 282 metros de distancia y un desnivel de 28 metros para llegar muy cerca de donde hoy está el Merendero, antigua Basollua (tiro al plato). Vuelvo sobre mis pasos hasta el albergue y continuo por la carretera unos cuantos metros hasta llegar al parking. Me adentro por una pequeña pista y subo hasta el antiguo Basollua, actualmente han abierto un merendero que se llma así 'Merendero' y los días que hace buen tiempo es un sitio muy frecuentado. Hoy lo encuentro repleto de gente. Después de darme una vueltecilla por el entorno: peña del rey, peña del ballenero, peña del águila y el antiguo merendero conocido como 'casa rústica' (conocido también como el molino) comienzo a descender hacia el GR-121 por un bonito sendero que parte cerca de la campa del antiguo tiro al pichón.

Por el GR-121 hasta el faro de la Plata
Una vez alcanzo el GR continuo por el mismo hasta llegar al Faro de la Plata en Pasajes de San Pedro. Un par de fuentes por el camino donde aprovecho para beber y rellenar mi botellín de medio litro. Caminar por este sendero es un placer. Precioso recorrido donde los haya. Las vistas hacia la cala de Mendiola (Illurgita), los acantilados, el sonido del mar, etc Todo un relajo. Justo un poco antes de donde termina el sendero, antes de llegar a la pequeña glorieta bajo el faro, un sendero a mano derecha asciende sin dar tregua hasta las ruinas del antiguo fuerte del Almirante.

El fuerte del Almirante (1875)
Situado en las proximidades del puerto de Pasajes formó parte de la fortificación defensiva de San Sebastián en la última guerra carlista. Una vez arriba los muros del antiguo fuerte se hacen presentes. La vegetación, con el paso del tiempo, se ha encargado de invadir el foso que lo rodea y lo que queda. Accedo al interior y llego al vértice geodésico de cuarto orden que tiene por nombre Kalparra. La situación de este fuerte, como todos, esta en lugar privilegiado desde donde se domina gran parte del puerto de Pasajes y Altza. Con cuidado recorro el perímetro y vuelvo sobre mis pasos para salir.

Hacia Mendiola
Desde el fuerte continuo por un estrecho sendero dejando los muros del fuerte a mi izquierda. El sendero, a pesar de estar plagado de helechos altos en estas fechas, no presenta dificultad para seguirlo. Enseguida salgo al cordal cimero. Un poco más adelante, a la izquierda está el camino que va hasta Mendiola pero yo sigo por el cordal, por otro sendero a mano derecha. LLego a un pinar que lo rodeo por la derecha y el sendero transcurre junto un cercado a mano izquierda. Este sendero no lo conocía y tengo que decir que me ha encantado. Doy un pequeño rodeo para llegar a Mendiola pero merece la pena pues las vistas hacia el mar, Illurgita, La Caldera, el faro, son estupendas desde un pequeño mirador que he encontrado a mi paso. Grandes rocas con alguna placa homenajeando a alguno, bastantes vacas pastando tras el cercado y llego al collado de Mendiola.

Tercer objetivo: Lau Haizeta
A partir de aquí me planteo hacer la vuelta a casa pasando por la zona natural de Lau-Haizeta (Cuatrovientos) y para ello bajo desde Mendiola hasta el restaurante Arzak. Me dirijo al barrio de Altza, para ello paso por el barrio de San Antonio (cerca de las casas de Montesol) y después bajo a Herrera. De Herrera subo a Altza por la calle de la Ermita y busco la pista de Artxipi que baja hasta la GI-20 (antigua autopista). Esta pista tampoco la conocia y por eso mi interés de venir por aquí. Paso la carretera por debajo, por un túnel lleno de graffitis. Tras cruzar el túnel, un cruce. Continuo unos metros por la pista de la izquierda, paralelo a la autovía, hasta llegar al siguiente cruce que tomo a la derecha y comienza a ascender. Pocos metros después, a la derecha, parte el camino de Txurdiñe y asciende hasta el camino de Putzueta, frente al caserio Irazuene. Justo al llegar arriba me encuentro con la puesta de sol sobre el monte urgull. Continuo por Putzueta hasta el restaurante Lau-Haizeta y después bajo al polígono 27 de Martutene por el camino de Marrus. Continuo hacia Loiola por el paseo Aintzieta pasando por la Prisión de Martutene. Y ya para terminar, de Loiola a Amara Nuevo por Riberas de Loiola


Mapa del recorrido:
Pinchar aquí para descargar el mapa con calidad
Photobucket

Perfil de altura:
Photobucket

Track para GPS (pinchar sobre icono verde dentro del mapa):


Cerca de casa, subiendo hacia Zorroaga por un pequeño sendero bajo el cual transcurre una conducción de agua.
Photobucket
Llego a la iglesia de Zorroaga
Photobucket

Photobucket

paso por la Sociedad de Ciencias Aranzadi
Photobucket

Que yuyu me da cada vez que paso por aquí. El tanatorio.
Photobucket

Llegando a la hípica del barrio de Loiola. Hay que cruzarla hasta llegar a un túnel que pasa bajo la carretera y las vias. El pequeño monte de Ametzagaina lo tengo enfrente
Photobucket

Aquí, cada uno a lo suyo
Photobucket

Casa en el barrio de Txomin-Enea.
Photobucket

Las instalaciones militares junto al río Urumea
Photobucket

El río Urumea desde el puente. Empiezo aquí por el camino de Uba, que por cierto, también se le conoce al monte Ametzagaina por este otro nombre
Photobucket

Al llegar a la primera curva cerrada, a la izquierda de la misma parte un sendero.
Photobucket

Es un atajo que evita subir por la carretera. Pasa por una cruz donde se menciona a un centinela. Este punto lo he llamado en el GPS 'la cruz del centinela'. Un poco más adelante se sale a la carretera. Se cruza y justo en frente, un poco hacia la derecha, parte otro sendero que nos dejará bajo el mismo mirador de Ametzagaina.
Photobucket

Accedo a la parte superior del mirador por unas escaleras. El mirador prácticamente es nuevo; hace poco toda esta zona ha sido re-modelada y se ha convertido en otro parque dentro dentro de la ciudad.
Photobucket

Un mirador sin bonitas vistas no sería un mirador.
Photobucket

Me dirijo ahora al fuerte de Ametzagaina situado en la parte más alta del monte por ese pequeño sendero central
Photobucket

Hacía el fuerte de Ametzagaina
Photobucket

Llego al fuerte. Esta pasarela que veis es una de sus entradas pero hoy está cerrada. Me dirijo por el foso que rodea todo el fuerte a la otra entrada que esta abierta.
Photobucket

Detalles del fuerte desde el foso
Photobucket

Los troncos ya son parte del muro.
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Accedo al interior del fuerte.
Photobucket

Trabajo de jardinería en el interior del fuerte.
Photobucket

En el interior del fuerte se encuentra el vértice geodésico
Photobucket

Abandono el fuerte para dirijirme ahora hacia el monte Ulía. Tengo que cruzar el barrio de Intxaurrondo y llegar al reloj de Ategorrieta.
Photobucket

Bajo enseguida por caminos habilitados donde abundan los paseantes. Mi siguiente objetivo lo tengo a la vista.
Photobucket

Vieja apisonadora en el parque Otzoki
Photobucket

La escultura 'figuras en movimiento' de Koldobika Jauregi ya en el barrio de Intxaurrondo.
Photobucket

Photobucket

bajando por el parque de Etzieta de Intxaurrondo
Photobucket

Desde el Paseo de Mons veo las casas en la falda del monte Ulía
Photobucket

Llego al reloj de Ategorrieta, lugar de partida para seguir el antiguo trazado del tranvía de Ulía
Photobucket

La vieja estación del tranvía en Ategorrieta
Photobucket

Por el paseo Arbola, en una pequeña campa una pareja disfruta de la tranquilidad del lugar y de las vistas
Photobucket

El ascenso suave y continuo. Gano poco a poco altura y la ciudad me regala bonitas vistas.
Photobucket

Photobucket

Antes de llegar al mirador situado sobre el barrio de Sagües una pequeña ventana me muestra una postal de mi querida Donostia.
Photobucket

Llegada al mirador. Un poco más adelante llegaré a la curva de casi ciento ochenta grados. En este punto el tranvía alcanzaba el punto más occidental del trazado.
Photobucket

En esta vieja imagen se ve al tranvía entrando en la curva que comentaba. Apenas había vegetación ya que se hizo una labor importante de desbrozo en la ladera.
Photobucket

Los primeros barrancos hacia el mar se hacen visibles
Photobucket

Pasada la curva, el trazado del tranvía serpentea y se adentra en el bosque, por el pequeño vallecito de Loitxiki.
Photobucket

Si uno se fija bien, todavía pueden verse restos de algunos bloques de hormigón con un agujero de aproximadamente un palmo donde se ensartaban los postes del tendido eléctrico (catenaria). Yo he localizado nueve; algunos más visibles que otros.
Photobucket

El trazado por el bosque continua casi en linea recta hasta llegar a un cruce. El sendero de subida es el que llega hasta el parking. Continuo por el trazado tras la curva cerrada a la derecha
Photobucket

Una pequeña recta
Photobucket

y al final de la misma otra gran curva cerrada de 180 grados a la izquierda. Por esta parte todavía pueden verse restos de los muros.
Photobucket

Ahora el trazado se encamina hacia el antiguo restaurante
Photobucket

Pasa por el actual Albergue de Ulía, donde antes había un caserío.
Photobucket

y doscientos metros más adelante se llega al final del recorrido. En la foto llegada del tranvía.
Photobucket

Photobucket

las escaleras de la terminal cerca de la estación
Photobucket

Photobucket

Acceso al antiguo restaurante, hoy en ruinas
Photobucket

Ruinas de antiguo restaurante
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

En 1907 se inaugura el primer tranvía o transbordador aereo. La salida estaba muy cerca del restaurante. En la barquilla entraban hasta 18 personas.
Photobucket

El transbordador salvaba la vaguada y superaba los 28 metros de desnivel y los 282 metros de distancia hasta las inmediaciones del tiro a pichón .
Photobucket

Estado actual de la plataforma de donde salía el transbordador aereo
Photobucket

Photobucket

Nosotros tenemos que subir andando a la zona alta.
Photobucket

Fotografía antigua de la llegada del transbordador a la parte alta de Ulía. En esta foto se ven claramente los contrapesos que mantenían la tensión de los cables
Photobucket

Photobucket

Fotografía actual. Se aprecian todavía los agujeros donde encajaban los contrapesos
Photobucket

Photobucket

Hoy en día el transbordador de las cataratas del Niagara en la parte canadiense sigue en funcionamiento. le llaman el 'spanish aerocar'. Debido al éxito del transbordador donostiarra, Torres Quevedo se implicó en la industria turística mundial. Otros transbordadores en Wetterhom, Chamonix, Tirol, Rio de Janeiro fueron construidos por este inventor.
La foto expuesta pertenece a la galeria de jonathan_in_guelph en Flickr.
Photobucket

las hortensias de Ulía
Photobucket

Vamos al punto más alto de Ulía: La peña del rey, situada muy cerca del merendero actual.
Photobucket

Vistas hacia Jaizkibel.
Photobucket

Nos acercamos hasta otro de los puntos claves del parque: La peña del ballenero. Utilizada desde el sigo X para el avistamiento de ballenas.
Photobucket

hace 100 años estas peñas se acondicionaron con barandillas y escaleras para el acceso del público.
Photobucket

Una fotografía actual, no muy buena, de la Peña del Aguila. Situada entre 'el Molino' y la Peña del ballenero.
Photobucket

En esta foto antigua se aprecia la cercanía del Molino y la Peña del Aguila.
Photobucket

Estado actual del 'Molino'
Photobucket

Y así era el aspecto que tenía hace 100 años. Un merendero con terraza llamado 'la casa rústica'.
Photobucket

El parque de recreo estaba, más o menos, en el actual aparcamiento
Photobucket

El actual Merendero con la gran campa de hierba
Photobucket

Terminada la visita al parque de Ulía me dirijo hacia el GR-121 que va hasta Pasaia. Desde el Merendero bajo por un bonito sendero.
Photobucket

Ensenada Illurgita desde el GR-121
Photobucket

Photobucket

Uno de los dos acueductos que hay en el recorrido
Photobucket

Photobucket

Llegando al faro de la Plata
Photobucket

Últimos metros
Photobucket

Llego al faro, pero no salgo a la carretera. un sendero a mano derecha asciende con fuerza hacia el fuerte del Almirante.
Photobucket

Se gana altura rapidamente. Mirada atrás. El faro de la Plata queda abajo.
Photobucket

Las ruinas del fuerte del Almirante invadido por la vegetación.
Photobucket

Vértice geodésico de Kalparra en el interior del fuerte
Photobucket

Vistas del puerto de Pasajes, Errentería.
Photobucket

Menudos nubarrones. Espero no mojarme.
Photobucket

Saliendo del fuerte. El sendero repleto de helechos.
Photobucket

Llego al cordal y lo sigo continuando por el sendero de la derecha
Photobucket

Precioso sendero con muy bonitas vistas
Photobucket

Hay un mirador natural sobre una roca que es espectacular
Photobucket

Illurgita desde las alturas
Photobucket

hacia Mendiola
Photobucket

paso por una zona de rocas
Photobucket

Llegada al collado de Mendiola
Photobucket

y bajo hasta el restaurante Arzak
Photobucket

Colegio La Asunción
Photobucket

Atravieso el barrio de San Antonio y me dispongo a bajar hasta Herrera
Photobucket

De Herrera subo hacia el barrio de Altza
Photobucket

y por el camino de Artxipi
Photobucket

voy bajando y a mi izquierda aparece el barrio de Beraun en Errentería
Photobucket

Photobucket

La GI-20
Photobucket

Cruzo bajo la variante
Photobucket

Y subo por el camino de Txurdiñe
Photobucket

Photobucket

Salgo al camino de Putzueta donde me encuentro con la puesta de sol. Magníficas torres eléctricas tenemos en esta zona.
Photobucket

Restaurante Lau-Haizeta muy cerca del Centro Comercial Garbera
Photobucket

Me desvio por un camino a la izquierda, por el camino de Marrus. En la foto la entrada del caserío que da nombre al camino.
Photobucket

Vistas de Santiagomendi desde el camino Marrus
Photobucket

El camino Marrus termina en la entrada del polígono27 de Martutene. Me dirijo hacia el barrio de Loiola por el Paseo de Antzieta donde se encuentra este caserio. Tengo poca luz y tengo que tirar de ISO's altos para seguir afotando. Me encanta la luz de las últimas horas del día.
Photobucket

Después de atravesar el barrio de Loiola me dirijo al barrio de Riberas de Loiola. En la foto la nueva iglesia Lesu del arquitecto Rafael Moneo.
Photobucket

Y llegada a casa. Plaza de Irún.
Photobucket

Han sido numerosas las páginas donde he encontrado reseñas sobre el tranvía de Ulía. Dar las gracias a todas (lo siento pero soy un desastre para citar a todos). En especial me ha sido de mucha ayuda las siguientes páginas:
www.slideshare.net/3kitixa/ayer-y-hoy-en-ulia
www.torresquevedo.org www.ingeba.org/argazkia/guregip/ulia.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Tranv%C3%ADa_a%C3%A9reo_del_Monte_Ul%C3%ADa

Las fotos antiguas están sacadas de la página de torresquevedo.